News
Otrasarquitectura y sostenibilidadeficiencia energética

Antes de comprar pregunte: Y cuánto gasta esta vivienda?

GMG 28/10/15

Los propietarios particulares que deciden cambiar de vivienda, bien sea construyendo una de nueva o bien partiendo de una rehabilitación integral de una existente, están cada vez más sensibilizados con que el nuevo edificio debe ser energéticamente eficiente o de bajo consumo energético.

La tendencia al alza del coste de la energía que soportamos como usuarios de los edificios y la preocupación sobre la sostenibilidad y el medio ambiente son las causas que motivan a nuestros clientes particulares a introducir medidas de eficiencia energética que conlleven mayor ahorro y menor impacto medioambiental.

Durante el primer semestre de 2015, GMG ha redactado los proyectos de cinco nuevas viviendas unifamiliares con diferentes tipologías. Dos de ellas son de obra nueva, una casa aislada en Matadepera y una vivienda entre medianeras en Terrassa y las otras son rehabilitaciones energéticas integrales de viviendas ya existentes, dos en Terrassa y una en Sant Quirze del Vallès. Todos estos proyectos que ahora empezaremos a construir serán viviendas energéticamente eficientes: dos de las casas lograrán la calificación energética A, dos la B y una la C.

Construir con medidas de eficiencia energética supone un ahorro económico por el comprador durante todo el tiempo de utilización de la vivienda pero a la vez supone incrementar los costes de construcción respecto de los estándares legales.

Los promotores de edificios plurifamiliares deben asumir inicialmente este mayor coste de construcción y posteriormente deben repercutirlo en el precio de venta de las viviendas, lo que encarece el producto final respecto la oferta existente que no dispone de ninguna medida de eficiencia energética.

Así pues, si el cliente no pide un bajo consumo energético, es comprensible que el promotor se muestre reticente a introducir prestaciones de eficiencia ya que ve que le encarecen la promoción, que la hacen menos competitiva económicamente respecto la oferta existente y que la aplicación de estas medidas benefician sólo al futuro ahorro del comprador.

Mientras las normativas de construcción no sean más exigentes, los compradores y arrendatarios de vivienda de promoción, que son la gran mayoría, deben exigir viviendas energéticamente eficientes, de la misma manera que lo hacen al adquirir un vehículo o un electrodoméstico. Por eso, antes de adquirir una nueva vivienda debemos preguntar: «Y cuánto gasta esta vivienda?». Sólo así la demanda creará la oferta y los promotores optarán por construir viviendas más eficientes que contribuirán a nuestro ahorro económico y a la mejora de nuestra calidad de vida y garantizarán una mayor sostenibilidad ambiental.

 

Toni Mas. Arquitecto

Imagen4 Imagen3 Imagen1

Trabajamos por la sostenibilidad, mitigar el cambio climático y dejar un mundo mejor a las futuras generaciones.
Trabajemos juntos
Contacta con nosotros

Ponte en contacto con nosotros y planificaremos la mejor manera de trabajar juntos

gmg@gmg.cat
T. (+34) 93 786 92 45
Calle Unió 1, 1º
08221 Terrassa (Barcelona)

Apúntate para recibir nuestras noticias